Coincidencia

El periodista Luis Majul escribió en el diario La Nación, un artículo titulado “La falsa grieta de la prensa argentina”, referida a la actitud de una gran mayoría de opinadores, que temen quedar catalogados como oficialistas y recurren a cualquier mala estrategia para evitar esa calificación.

Me identifico  con lo expresado por LM y me congratulo, ya que en el mes de febrero del corriente año publique en mi blog www.opinionactiva.com, un comentario “Los fundamentalistas neutrales”, que se refiere al mismo tema que el tratado por el destacado periodista, y cuyos conceptos básicos coinciden plenamente.

A tal efecto les dejo el link del texto publicado en el día de la patria por La Nación:  http://www.lanacion.com.ar/2027133-la-falsa-grieta-de-la-prensa-argentina

Dios los cría…y ellos se pelean.

El gobierno aprobó la ley que establece que la educación es un servicio público. Por lo tanto está prohibido que los docentes hagan huelga. Además fija como único mecanismo de acceso y permanencia en la función docente la evaluación anual de los maestros y profesores.

¿Cuándo el gobierno de Mauricio Macri hizo aprobar esta ley? Un momento, no nos confundamos, el gobierno que aprobó esta ley no es el de Argentina, es el de Ecuador bajo la presidencia de Rafael Correa Delgado.

Esto nunca lo mencionaron ni lo mencionarán todo el enjambre de populistas que mezclaron el paro docente del 6 y 7 d marzo con la marcha del 7, y que los une el denominador común del populismo peronista, con todas la caras y caretas conocidas y por conocer. Por supuesto haciendo el coro, como un papel eternamente secundario, la izquierda desubicada crónica tanto radicalizada como la socialista populista, y otros oportunistas de siempre. Todos no pueden admitir que un gobierno que no sea peronista populista, salga adelante, tras un año de enorme sacrificio de todos pero principalmente de los más vulnerables, pero que fue atenuado por la medidas adoptadas por el gobierno, ante la caótica situación económica, social, institucional y dejada por el gobierno K lleno de autoritarismo y ostentando el honor de ser el más corrupto de todos los tiempos y que se jacta, aún ahora, de ser populista conservador. El derecho de huelga es respetado a raja tabla por los gobiernos democráticos, y los motivos declamados valederos aunque no coincida con ellos, pero la responsabilidad es exclusiva de quien adopta esta medida extrema y que se transforme en un acto político partidista.

Si todo seguía igual con Scioli, hoy seríamos Venezuela, no Ecuador ni Bolivia, cuyos gobiernos populistas de signo autoritario, pero de economías que siguieron en algunos aspectos el camino racional,  con inflación baja, con deuda moderada y con adelantos en materia social, educación y salud. Y también, si bien con derechos humanos cuestionables, mucho menos de Cuba, cuyos indicadores sociales son muy superiores a los heredados del régimen K, a pesar de que el producto bruto per cápita es el doble menor que el argentino.

La Ley Orgánica de Servicio Público LOSEP, es una ley de la Constitución de Ecuador y fue aprobada el 11 de agosto de 2010 por 108 votos a favor, 2 en contra y 9 abstenciones. En este país, la educación privada  era la mejor y a la que acudían mayor cantidad de alumnos. En el periodo 2007 – 2015, la pública pasó del 36 % al 57 % del total de alumnos y alcanzó mejoras significativas en los niveles de calidad. Son datos del laboratorio de la Calidad de la Evaluación de la UNESCO.

El paro de docentes y la marcha del 7 tuvieron  un alto componente desestabilizador justamente donde los índices macroeconómicos indican que comenzó la recuperación de la actividad económica. Pero, como siempre pasó en este tipo de convocatoria masiva de todo el  peronismo (kirchneristas, justicialistas y massistas), terminó en un bochorno con la patoteada  de grupos que pugnaban por ocupar el protagonismo, en una lucha interna sin retorno, tanto política como sindical.

La imagen del atril donde la sigla CGT fue tapada por una cruz, hizo recordar al tristemente célebre cajón que representaba a la UCR y a su candidato el gran demócrata y republicano Alfonsín y al cual el peronista Herminio Iglesias quemó en días previos a las elecciones de 1983, en un desprecio inhumano para quien pensaba distinto

Tengo que aclarar algo: cuando me refiero al peronismo lo hago por sus dirigentes y en el caso sindical con las fuerzas especiales que lo rodean, que no son la mayoría de los trabajadores. Inclusive hay dirigentes peronistas (lamentablemente no muchos) que antes que peronistas son democráticos y republicanos y como principal referente de ellos destaco a don Julio Bárbaro.

Queda un largo camino que recorrer para que el país recupere su plena capacidad, pero ya se lo empezó a recorrer, lentamente pero a paso firme y a medida que transcurre el tiempo el andar será más firme y vigoroso. Lo bueno es que  depende de nuestro propio esfuerzo que la República que nos merecemos sea una realidad.

 

 

 

 

 

“Gobernar es también equivocarse”

macriLa semana pasada se escucharon críticas casi unánimes e impiadosas de políticos opositores y algunos oficialistas, de analistas, periodistas, comunicadores, “opinadores” y medios de difusión, no de aquellos militantes K únicamente sino de los que se consideran neutralistas y que en realidad se están transformando en fundamentalistas pseudos neutralistas y demagogos populistas, sobre las equivocaciones últimas del gobierno de Mauricio Macri, Jubilaciones y Correo, y remarcando que Cambiemos “ya no tiene margen para equivocarse.”

Creo firmemente (leer el comentario en opinionactiva.com.ar “Los fundamentalistas neutrales”) que ambos errores, no son tales y que el Gobierno de MM obró de acuerdo a la legalidad y si cambió fue por una razón de política estratégica, enmarcado en el comienzo furibundo del año político electoral.

En los últimos días en conversaciones con amigos y conocidos, que habían votado a Macri en la segunda vuelta y otros en la primera, me sorprendió el comentario de algunos de ellos, en coincidencia con aquellas críticas mencionadas de políticos opositores y de los comunicadores.

Por eso hoy, 24 de febrero, tuve una satisfacción intelectual muy grande, al leer en el diario El Clarín, un comentario realizado por un historiador y libre pensador, al que admiro, y que titulara “Gobernar es también equivocarse.” Se trata de Luis Alberto Romero, hijo del también gran historiador e intelectual argentino José Luis Romero,  considerado como el máximo representante de la corriente de renovación  historiográfica que introdujo en la década del 50, las perspectivas de la Historia Social Argentina y también reconocido por sus ideas socialistas.

Acabo de terminar de leer el libro de Luis Alberto titulado “La larga crisis Argentina. Del siglo XX al siglo XXI.” Es un ensayo brillante y polémico, que explica cómo se fue conformando la Argentina actual, en la larga historia del siglo XX. Fue profesor de la Universidad de Buenos Aires e investigador del CONICET: Es profesor en la Universidad Di Tella y en FLACSO. Recibió el premio Konek y la beca Gaggenheim. Dirige la colección Historia y Cultura de Siglo XXI Ediciones. Es autor de varios libros y colabora en los principales diarios del país. En septiembre de 2016, fue designado miembro de la Academia Nacional de Historia.

Tuve una satisfacción intelectual muy grande y emocionante al leer su artículo publicado en el Clarín, con el cual coincido absolutamente y constatar que las ideas de un intelectual de su talla, las había utilizado intuitivamente para exponer mi pensamiento sobre el tema.     

Transcribo los dos últimos párrafos del mencionado comentario:

“Macri en cambio, ha optado por no obcecarse, reconocer que el camino elegido no era el adecuado y volver a poner el tema en discusión. Probablemente sigue creyendo que el punto de llegada es correcto, pero admite que el procedimiento debe incluir la discusión y la negociación. En muchos casos, el paso atrás le permitió luego dar dos pasos adelante y llegar a donde se proponía.”

“Puedo entender la desilusión de quienes descubren que Macri no es Súperman. También entiendo la picardía de la oposición, aunque a veces me indigne su descaro, son la reglas del juego. Lo que más me preocupa es cómo se instala la idea de que un gobierno que se equivoca y corrige “pierde capital político”. Hay en esto una suerte de nostalgia del estilo de Cristina, quien no se corregía nunca. Espero que no sea un síndrome de abstinencia. Por la salud de la democracia y de la República.”

Recomiendo leer a quienes se sienten  democráticos y republicanos, el comentario completo en http://clar.in/2mdKF2A, es imperdible.

Me imagino que los periodistas del grupo Clarín: Bonelli, Blank, Van Der Kooy, Longobardi, Nelson Castro, Morales Sola, los Leuco, etc., y otros de otros grupos, Majul, Novaresio, etc., leerán atentamente el notable escrito de Luis Alberto Romero, aunque creo que la mayoría no reconocerá su falta de objetividad, aunque su resultado sea la coincidencia con Cristina sobre la cuestión.

Por último, recordaba el comentario en la década del 80 de la periodista italiana  Oriana Falloni: “Los argentinos tienen un enano fascista adentro”. Creo que en este caso los políticos, comunicadores y amigos, también tienen algo del enano pero demagogo populista.

Los fundamentalistas neutrales

lanataEl aumento de las jubilaciones en un porcentaje del 12,65 % trajo aparejado una ola de críticas de políticos de la oposición toda e inclusive de algunos integrantes de Cambiemos.

Por supuesto están en todo su derecho, más ahora, que ya comenzó la campaña electoral y ante la general desorientación de la misma (oposición), en cuanto al futuro de su existencia, y entonces es comprensible que las críticas, casi todas ellas despiadadas, no tengan a su favor ningún elemento de peso para fundamentarlas, más que el mero oportunismo demagogo populista, pero que no se justifican de ningún modo.

Pero peor a ello, es la posición, casi general de los periodistas, analistas, opinadores y medios de difusión, no de aquellos ex militantes K disfrazados de comunicadores, sino de los que aún conservan una imagen positiva ante la opinión pública por sus antecedentes y que, en general, lanzan sus opiniones sin hacer el más mínimo chequeo con la realidad, y amparándose en un pseudo neutralismo, y sacan a la luz su también oportunismo demagogo y populista. Por supuesto con distinto grado de irresponsabilidad, algunos no habitualmente, pero otros parecerían que incorporaron a su actuación un aspecto que les quita credibilidad, tirando al aire su anterior trayectoria. Una aclaración: tienen todo el derecho a hacerlo y los respeto como personas, pero yo también, como simple ciudadano, tengo el derecho de dar a conocer mi opinión y en muchos casos mi desilusión, por la falta de responsabilidad profesional. Y hasta Jorge Lanata hasta hoy incólume, se suma con su comentario en el Clarín a los fundamentalistas pseudos neutralistas. No admiten que un no político asuma hoy la Presidencia sin someterse a los caprichos de los puristas, hoy demagogos populistas. Hay excepciones, Alejandro Borestein y otros pocos.

La fórmula empleada hasta ahora  para calcular la movilidad de las jubilaciones daría un 12,96 % de aumento, lo que significa una diferencia de 0,31 %, y ninguno de estos periodistas consideró que tal vez el gobierno tenga razón, sino que directamente, sin la menor comprobación, y para demostrar su fundamentalismo neutralista, no critican, sino atacan al gobierno, culpándolo inclusive de todos los males de los jubilados.

Un simple ciudadano, interesado en el país, lo menos que puedo hacer es escuchar a los que saben técnicamente el tema. Y así en un programa del canal por cable A24, del 16 de febrero a la mañana, un joven periodista, cuyo nombre no conozco, con muy buen criterio, entrevistaba a un experto previsional, cuyo nombre no recuerdo,  que dio una explicación sencilla y por ello notable: la movilidad de los haberes jubilatorios se basan en los salarios pagados a los trabajadores activos y en la recaudación tributaria que se destina para pagarlos. El contravertido cálculo es para este aspecto. Si por ejemplo correspondía en el año un aumento del 20 %, y se dispone abonarlo un semestre el 10 % y el otro el 10 % restante, éste último debe ser calculado sobre el monto inicial. Supongamos un monto de $ 1.000, el aumento para el primer semestre sería $ 100 y para el segundo semestre  otros $ 100, cuya suma $ 200 es el 20 % dispuesto. Esa sería la liquidación correcta, que es la que hizo la ANSES. La que se hacía y estaba mal, era que para el segundo semestre se calculaba el 10 % no sobre el monto inicial de $ 1.000, sino sobre $ 1.100, lo que resultaba $ 110. Es decir en total $ 210, lo que da un aumento del 21 % y no del 20 % que es lo que fija la ley.

Esto lo confirmo por que recuerdo que cuando se aumento el salario del personal doméstico, en el año 1916, un 33 %, en una primera etapa se dio el 18 % y cuando se aumento en diciembre de ese año el restante 15 %, se aplicó este porcentaje sobre el salario inicial de 2016 y no sobre el que tenía el aumento del 18 %. Y en todos los casos es así, salvo que expresamente se diga lo contrario.

Si un simple ciudadano jubilado como yo de 81 años, puede hacer esta sencilla verificación, como a estos señores periodistas, no les entro una duda, y contando con un equipo de producción a full, no supieron o no quisieron consultar alguna fuente real. Lamentable conclusión: se les despertó el fundamentalismo neutralista y surgió la demagogia populista.

La Ley de Movilidad fue aprobada con elogios por todo el arco peronista, incluido los que después conformaron el Frente Renovador y otros opositores. Fue sin duda, un gran adelanto, pero hubo críticas al hecho que no contemplaba el aspecto inflacionario, y que hoy surge en evidencia que el cálculo de la movilidad debe ser debatido de nuevo. El gobierno vuelve al anterior cálculo (debido al escandalete desatado), pero para seguir aplicándolo debe modificarse o aclararse la ley y su decreto reglamentario.

No se pude decir que el gobierno actual no hizo nada por los jubilados: la ley de reparación histórica permitió hasta hoy el ajuste de 900.000 haberes jubilatorios, para las jubilaciones bajas se otorgó la tarifa social de los servicios públicos y se devolvió parte del IVA por compras de alimentos. Por el contrario, el gobierno K vetó la ley del 82 % móvil y la extensión de lo resuelto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación a jubilados que tenían juicios. Otorgó indiscriminadamente una cantidad importante de jubilaciones mínimas sin que se cumplieran los requisitos mínimos de años aportados. Lo que está bien, pero se tendría que haber buscado los recursos financieros sin afectar los fondos de los que si cumplieron las leyes. Ese importe podría haber sido destinado a aumentar las jubilaciones mínimas por lo menos al valor del salario mínimo vital y móvil.

Ojalá, esos comunicadores recuperen la objetividad que hoy dejaron de lado.

¡Sí, se puede!

si-se-puedeUn fin de año explosivo. Explosivo para los K y sus compinches de todo tipo. Si se hubieran sabido el  28 de diciembre, el día de los “santos inocentes”, parecería una broma, pero los hechos ocurridos el 27 y el 29, fueron reales y cayeron como bombas en la retirada kirchnerista.

La Jefa y sus acólitos principales, fueron procesados por asociación ilícita por el juez federal Ercolini y los bienes de la ex presidente embargados por la friolera de $ 10.000 millones. Lo que indica la magnitud del robo, si fueran confirmadas las más de 200 pruebas existentes. Si así fuera, sería la banda oficial más corrupta en la historia argentina, por lejos, y una de las top ten en el mundo.

Y, tal vez en la noticia más espectacular del año, la Cámara Federal de Casación penal, por unanimidad dictaminó que se investigue a Cristina, por los hechos denunciados por el ex fiscal Nisman por el famoso memorándum firmado con Irán y que significaría un encubrimiento de los autores de los atentados terroristas a la DAIA y a la embajada israelí. Tras dos largos años, en que el poder K incrustado en la estructura de la justicia, trató de impedir esa investigación y su consecuencia, el asesinato del digno fiscal. Ahora se investigará, no significa culpabilidad, sino que se investigará debidamente si las pruebas aportadas por Nisman y otras que iba a presentar, son demostrativas de la culpabilidad o no, de Cristina Fernández de Kirchner, del ex canciller Timmerman, de D’ Elía, Larroque, Esteche, etc..

Y, pasando a otro tema, el económico, el anuncio del ex Ministro de Economía Prat – Gay, que el blanqueo, tan denostado por los eternos pesimistas, fue un éxito rotundo, alcanzando más de 90.000 millones de dólares, y estimando que para el fin de año llegaría a 100.000  y al finalizar el mismo en marzo de 2017 a 120.000.

La salida del ministro del equipo que gobierna Cambiemos, fue solamente un cambio, para mejorar el trabajo del equipo que armó el Presidente Macri, y fue claramente explicado, siendo la actuación del ex ministro eficiente. Y una vez más el “círculo rojo” demostró, sobre todo políticos, empresarios y principalmente opinadores llamados analistas y periodistas, no por supuesto todos, pero sí la mayoría, una vez más su incapacidad para tener la más mínima idea de las ciencia de la administración. Seguramente no saben que dicen Peter Drucker o Alberto Levy, sino que ni saben quienes son estas dos figuras emblemáticas y referentes (entre otras) de la gestión administrativa.

Termina un año y comienza otro. Un ejemplo y una analogía para terminar. Juan Martín Del Potro sufría un serio  y grave problema en una de sus muñecas. Hasta pensó dejar de jugar al tenis, su amado deporte. Sin embargo su tesón, su voluntad, su paciencia, su amor propio, hicieron posible que comenzara poco a poco su recuperación, hasta  su segura mejoría. Sus logros, en las olimpíadas de Río de Janeiro, con los memorables partidos ante Djokovic y Murray (1 y 2 del mundo), logrando la medalla de plata, y el comienzo del circuito mundial, desde una ubicación en el ranking mundial de más de 1.000, y en donde en la actualidad alcanza el puesto 38, y culmina con sus memorables actuaciones por la Copa Davis al imponerse en Inglaterra  a Murray, y con un  digno broche de oro gana por primera vez para la Argentina el preciado torneo Davis en Croacia, tras ir perdiendo en el partido decisivo por dos set, se recupera y vence al local Cilic,  uno de los 10 mejores  del mundo. Luego, el equipo, sí el equipo, obtiene para el país la tan ansiada Copa. ¡Sí, se puede!

Como, entonces no podrá salir el país adelante. Cambiemos, y su líder Mauricio Macri asume el país, en un estado similar a la muñeca de Del Potro, un desastre, tiene que operarla 3 veces, para no abandonar, y comienza lentamente la recuperación. Así estamos al finalizar el 2016, pero ya curado y ahora con paciencia y con capacidad de gestión, en equipo, comienza el despegue. La Argentina está en un 4 (1000 Del Potro), pero la gestión y administración de Cambiemos y su equipo tiene un 9. Evitó el abandono o la muerte del paciente (Venezuela), pero está en muy buenas condiciones de iniciar el camino de la definitiva recuperación.

Nosotros los argentinos, respetuosos de todas las ideas y de todos los pensamientos, porque venimos de Sarmiento y no de Rosas, pondremos todo nuestro esfuerzo para consolidar la Democracia y la República, con la disminución de la pobreza, con la inclusión social de todos, con educación, salud y justicia. Solamente no estarán en esta tarea los violentos, los corruptos, los deshonestos y los sin ética. ¡Sí, se puede!

Los incorregibles de siempre

los-incorregibles-de-siempreParecía que el famoso dicho de Borges sobre los peronistas, se olvidaba, pero no sucedió así, por el contrario reverdeció en su plenitud. Lo resucitó, la famosa foto de los “tres peronismos”, haciendo caso al “todos unidos triunfaremos”: los massistas ex kirchneristas, los justicialistas o bossistas recientes ex kirchneristas y los originales kirchneristas o camporistas, y todos ellos ex menemistas, se rejuntaron para sacar un proyecto de ganancias, basado en el del Frente Renovador, pero corregido y aumentado por el “experto” Kicillof (y otros “entendidos” de oído), que siendo ministro había inventado 14 mínimos no imponibles, y en el que repite su total falta de idoneidad sobre la materia. Un dechado de demagogia populista e irresponsabilidad.

“Los peronistas no son ni buenos ni malos, son incorregibles”. Juntos, ¿para siempre? , es imposible saberlo, todo puede ser. Los expertos en tributación, que no son políticos, no vi hasta hoy otra opinión, dijeron que lo aprobado es un mamarracho y que los supuestos ingresos por los nuevos impuestos creados, son irrelevantes o imposibles de recaudar lo que dicen, y explican detalladamente porque piensan así. Aclaro: me refiero a los dirigentes peronistas con cualquier disfraz, no al pueblo ni a algunos dirigentes que antes que peronistas son demócratas y republicanos, siendo su insignia don Julio Bárbaro.

Dicen que Macri prometió eliminar ganancias, esto es cierto, a los trabajadores comunes, no a los de ingresos importantes, como los ejecutivos de multinacionales o gerentes importantes, pero eso fue antes que asumiera. Tan solo dos días después de que ganó el ballotaje, la Corte Suprema de Justicia de la Nación le “regaló” un presente que hizo temblar las arcas del país, dictaminando, después de guardar el expediente por más de 10 años, que el gobierno (el nuevo por supuesto) tenía que devolver a varias  provincias, que no habían hecho juicio, una importantísima suma de dinero, extendiendo el fallo que había favorecido a Córdoba, Santa Fe y San Luis, a las demás involucradas. ¿Porque la Corte no obró con igual criterio en el caso Badaro?, que hubiese salvado a más de 500.000 jubilados a peregrinar lastimosamente y  presentarse individualmente para que la justicia dictamine lo que ya era jurisprudencia aprobada por el máximo Tribunal. ¿Quién lo sabe? Para colmo, con el fallo de la Corte sobre el tema Audiencias Públicas, obligó al gobierno a postergar por casi un año, el descalabro del kirchnerismo de subsidiar indiscriminadamente a todos de pagar lo que correspondía por las tarifas  de servicios públicos (y hacerlo por etapas a partir del 2017), manteniendo e incrementando el déficit presupuestario, para beneficiar principalmente a los dueños de viviendas en lujosos country o departamentos de Puerto Madero, Libertador y otras  zonas de alto poder adquisitivo, ya que los más vulnerables económicamente se encontraban cubiertos por la tarifa social.

El gobierno MM asumió la capitanía de un Titanic que se hundía, y hoy logró estabilizarlo, con graves daños emergentes, pero evitó el colapso y se encuentra en condiciones de empezar a navegar normalmente. Ante semejante situación económica, el proyecto de Macri por el tema ganancias, era altamente beneficioso para los afectados, ya que por primera vez en más de 15 años se modificaban la escalas, causa principal del descalabro impositivo. Además, no era la solución  ideal, sino la posible, ante un régimen impositivo de los más altos del mundo, y que la misma permitiera no interferir en la reactivación de la actividad, que es la principal base para el despegue del país.

Patética la foto anunciando el acuerdo de la oposición, si bien se cuidaron algunos de no salir. Ahí estaban junto a Massa, Lavagna, Camaño, Donda, socialistas, Bossio, Recalde, Máximo Kirchner, Kunkel, Conti, De Vido, Kicillof, etc., etc.. “Dios los cría, y ellos se juntan”.

Massa se sintió el gran ganador, pero a medida que transcurren las horas, surge la realidad implacable: los votantes de Massa, que votaron en el ballotaje por Macri, quedarán con Macri, mientras los que votaron a Scioli no creo que tan alegremente lo hagan a quien consideran el principal culpable de la derrota K. Como alguien dijo: “Le salió el tiro por la culata”.

El gobierno de Cambiemos intentará en el Senado la no aprobación del endemoniado proyectazo aprobado por Massa y compañía entre gallos y medianoche, a través de algunos gobernadores peronistas, que saben perfectamente el descalabro que sufrirán sus finanzas, si se lo aprueba. Si así no fuera, no dudo que Macri hará lo que conviene a los altos intereses del país, siguiendo lo que dijo el gran Martin Luther King:

“La cobardía se hace la pregunta ¿es seguro? La conveniencia se hace la pregunta ¿es político? La vanidad se hace la pregunta ¿es popular? Pero la conciencia se hace la pregunta ¿es lo correcto? Y llega el momento en que uno tiene que tomar una disposición que no es segura, ni política, ni popular, pero debe tomarla porque es la correcta”.

Fidel y Neruda

fidel-castro-pablo-nerudaCuando en los primeros días de enero de 1959, entran triunfante a La Habana los estoicos guerrilleros cubanos, que habían derrotado al dictador Fulgencio Batista, al que Estados Unidos  apoyaba, al igual que a otros dictadores de América Latina, una sincera emoción se apoderaba de la juventud progresista que estudiaba en las universidades. Es lo que me pasaba en Buenos Aires, estudiando en la UBA. La Revolución Cubana se hacía presente en América Latina. Era el comienzo  de la caída de los dictadores impuestos por el imperio yanqui, que se auto destrozaba de su ideal democrático, vigente en su país, pero que no dejaba  avanzar en el mundo por los aún vivos genes macartistas de la mayoría de sus políticos, enfrascados en la ”guerra fría” que nublaba reconocer a futuros gobiernos en su accionar democrático y republicano y en donde la CIA y la United Fruit Company, en 1954 sacaban del poder en Guatemala, al presidente progresista, el soldado del pueblo” Jacobo Arbenz, en uno de los hechos más aberrantes cometidos por el imperio de ese tiempo.

Fidel, su hermano Raúl, el Che Guevara, Camilo Cienfuegos y otros, representaban ante el mundo a una verdadera revolución, la de los “barbudos” idealistas, que habían bajado de Sierra Maestra, para luchar contra el ejército del tirano títere Batista, dueño del “burdel de los yanquis”, en aras de la libertad del pueblo. Pensar que el gobierno K, nos quería hacer creer que “ellos” eran la revolución, cuando  la única similitud con la cubana, era que la mayoría de sus dirigentes habían bajado no de la Sierra Maestra, sino de sus lujosos departamentos de Puerto Madero, símbolo de la corrupción reinante en la “década saqueada”.

Lamentablemente, la incomprensión del fenómeno cubano por parte de USA, y la situación mundial imperante, llevaron al gobierno cubano a ingresar al bando opuesto, la entonces Unión Soviética, con el objeto de resistir a la tácitamente declarada guerra, tanto militar como económica, a la revolución cubana.

Pasaron muchas cosas, entre ellas, la ingeniosa jugada de Nikita Kruschev, (aunque pone al mundo al borde de la 3° guerra mundial), que retira los misiles de Cuba a cambio de la promesa, firmemente cumplida por USA, de no invadirla. Cuando la Unión Soviética desaparece del mapa, también terminan todos los regímenes comunistas de Europa y casi todos de otras partes del mundo. Era el año 1992, y asistía al Congreso Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental que se desarrollaba en La Habana, y conversando con colegas cubanos, comentaban, ante mi sorpresa, que si bien era válido que en la Argentina festejen ruidosamente conquistas deportivas, ellos en Cuba, ante una situación difícil política y económica, festejaban haber disminuido la mortalidad infantil a niveles menores que en Washington. Cuando casi todos los analistas internacionales auguraban que el gobierno de los Castro, sin el apoyo de la Unión Soviética y con la intensificación del bloqueo, no duraba más que algunos pocos meses, en el pueblo cubano circulaba la siguiente supuesta anécdota: El presidente Bush, de USA, tenía una enfermedad que aún no tenía cura, entonces decide congelarse, hasta que descubrieran un tratamiento eficiente. Hecho que ocurre, después de 30 años, y al despertarse Bush lo primero que pregunta es que si los Castro ya no estaban, y entonces le contestaron: “sí, están todavía, pero de este mes no pasan”.

Es de necios no reconocer los logros conseguidos por la revolución: a partir de Fidel en Cuba desaparece el analfabetismo. Hoy la mortalidad infantil es de 4,2 (muertes por mil de niños nacidos hasta el año de edad), la de Canadá 5, la de EE.UU. 6, la de Chile 8 Uruguay 9, Argentina 13. Si nuestro país tuviera el índice de Cuba, 5.600 niñitos no morirían por año. La expectativa de vida es de 79 años, uno de los más altos de la Región. El Índice de Desarrollo Urbano elaborado por la ONU, considera 3 factores para su ponderación: esperanza de vida al nacer, nivel de educación y PBI per cápita. Varía de 0 a 1, siendo mayor de 0,9 muy alto, entre 0,8 y 0,9 alto, de 0,5 a 0,8 medio y menor de 0,5 bajo. Cuba tiene una puntuación de 0,8 uno de los mejores de América, lo que demuestra los adelantos notables en esperanza de vida al nacer y nivel de educación, ya que tiene solamente un PBI per cápita de 6.678 u$s, contra 28.000 de Chile y 22.000 de Argentina. La solidaridad con pueblos hermanos: estudiantes del mundo estudian en sus universidades en forma gratuita con la obligación de volver a sus países para ejercer su profesión; brigadas de médicos recorren países pobres para atender a la población necesitada; más de la mitad de los niños afectados por la tragedia nuclear de Chernobil fueron atendidos en Cuba. Todos estos datos y otros, son anunciados y verificados por las Naciones Unidas, y  bancos internacionales como el Banco Mundial y el BID, y numerosas instituciones capitalistas del mundo. Además Fidel castro sumó casi 700 atentados contra su vida, la mayor parte ideados por la CIA americana. La revista Forbes intentó establecer que Fidel era millonario, lo que nunca logró probar, según expertos independientes en el tema.

Pero también, sería de necios, no reconocer la restricción de los derechos humanos en la isla para los disidentes. También la situación económica de la isla, reflejada por el bajo índice del ingreso per cápita, lo que resulta un vivir muy austero de la población, privada de productos de cosmética y limpieza, de comida variada, de vehículos, de electrodomésticos, etc. También la falta de inversiones que posibliten una comunicación con elementos modernos en la isla y con el mundo, con marcado déficit de internet  para su uso masivo. Los revolucionarios justifican esta situación, por cuanto existe una guerra con EE. UU., por el perverso bloqueo decidido por la mayor potencia mundial por más de 50 años (hecho no ocurrido con ningún otro país por semejante cantidad de tiempo). Por consiguiente los que apoyaban al enemigo, directa o indirectamente, eran considerados desertores de la patria.

Sin embargo, gradualmente, el gobierno cubano, y más aún después de la normalización de las relaciones diplomáticas con EE. UU. y la promesa de levantar el bloqueo a la isla, se acerca al mundo globalizado, y requiere  inversiones privadas y de otros países. Por citar dos casos: la explotación del servicio de agua potable y alcantarillado (cloacas)  en La Habana se realiza por la empresa cubana asociada a Aguas de Barcelona y la exploración de petróleo en el mar en la plataforma submarina la ejecuta Repsol.

El gran desafío de la revolución es abrir las puertas al capital extranjero, con un control eficiente, como lo realizan los estados de los países que más se desarrollan,  y poder luego aumentar significativamente el ingreso per cápita para mantener e incrementar los logros en salud, educación y bienestar de la población, en un ambiente de libertad de ideas y pensamientos y levantando la restricciones existentes a los derechos humanos.

¿Se logrará? El tiempo lo dirá. Como dijo Obama, la historia juzgará a Fidel Castro.

Aclaro, por las dudas, que voté a Cambiemos en 2015 y no dudo que lo haré en 2017. El populismo conservador corrupto tiene que ser derrotado nuevamente.

Creo que lo que mejor expresa lo que representó Fidel, en su momento, para las ideas progresistas, se sintetiza en el canto que el genial Pablo Neruda, le dedicara al comandante Fidel Castro.

A Fidel Castro

Fidel, Fidel, los pueblos te agradecen

palabras en acción y hechos que cantan,

por eso desde lejos te he traído

una copa del vino de mi patria:

es la sangre de un pueblo subterráneo

que llega de la sombra a tu garganta,

son mineros que viven hace siglos

sacando fuego de la tierra helada.

Van debajo del mar por los carbones

y cuando vuelven son como fantasmas:

se acostumbraron a la noche eterna,

les robaron la luz de la jornada

y sin embargo aquí tienes la copa

de tantos sufrimientos y distancias:

la alegría del hombre encarcelado,

poblado por tinieblas y esperanzas

que adentro de la mina sabe cuando

llegó la primavera y su fragancia

porque sabe que el hombre está luchando

hasta alcanzar la claridad más ancha.

Y a Cuba ven los mineros australes,

los hijos solitarios de la pampa,

los pastores del frío en Patagonia,

los padres del estaño y de la plata,

los que casándose con la cordillera

sacan el cobre de Chuquicamata,

los hombres de autobuses escondidos

en poblaciones puras de nostalgia,

las mujeres de campos y talleres,

los niños que lloraron sus infancias:

esta es la copa, tómala, Fidel.

Está llena de tantas esperanzas

que al beberla sabrás que tu victoria

es como el viejo vino de mi patria:

no lo hace un hombre sino muchos hombres

y no una uva sino muchas plantas:

no es una gota sino muchos ríos:

no un capitán sino muchas batallas.

Y están contigo porque representas

todo el honor de nuestra lucha larga

y si cayera Cuba caeríamos,

y vendríamos para levantarla,

y si florece con todas sus flores

florecerá con nuestra propia savia.

Y si se atreven a tocar la frente

de Cuba por tus manos libertada

encontrarán los puños de los pueblos,

sacaremos las armas enterradas:

la sangre y el orgullo acudirán

a defender a Cuba bienamada.

 

PABLO NERUDA

CHILE