Archivo mensual: diciembre 2010

La autoridad ausente

Después de los acontecimientos desarrollados por las ocupaciones de predios públicos (parque Indoamericano en Villa Soldati) por parte de ciudadanos argentinos y de otros países vecinos, y de una mezcla de verdaderos necesitados, de narcotraficantes, de punteros políticos y de aprovechadores inmobiliarios y la correspondiente reacción de vecinos preocupados y de otros grupos que trataron de aprovechar la situación, un hondo estupor cala en las sociedad argentina, al sentir que un grave problema sobrevuela el presente y compromete el futuro de la República.

Una verdad irrebatible: la pobreza alcanza a más del 25 % de los habitantes del país y existen más de 700 mil indigentes. Esa realidad irrefutable es el origen de la situación económica y social que existe en el país. A ello se suma, la inoperancia de los gobiernos para hacerse cargo de la situación, definir como país federal, una política de erradicación de la miseria y aplicarla continuamente, para revertir la situación.

Que sana envidia y admiración, sentimos cuando en Brasil, con Lula a la cabeza, sin alharacas y anuncios altisonantes, vemos que 40 millones de brasileños dejaron de ser pobres, durante el gobierno  del estadista hermano. También aplaudimos que, para terminar con el narcotráfico, recurre a la temida represión, y a través de sus fuerzas armadas, destruye los refugios de la mafia narco en la bella Río. Decisión tomada en un concepto básico constitucional, universal que parece nosotros olvidamos: que el interés público está prioritariamente por encima de cualquier otra circunstancia. Sigue leyendo

Anuncios

Cuando el demonio no es demonio y la limosna es limosna

El Ministro renacido “Harley Davidson” Boudou y el gobierno K se bajaron nomás los pantalones, no cuando pidió públicamente asistencia técnica al Fondo Monetario Internacional para arreglar el INDEC, sino cuando mandados por la Sra. Presidente, Amado y el canciller Timerman viajaron a escondidas para conversar con el ex odiado FMI, cuando el gobierno nacional anunció el pago de la deuda con el Club de París.

Luego de más de siete años hablando mal al cubo del organismo internacional, haciéndolo principal responsable de todos los males que aquejaron al país, de golpe el demonio se convierte en el ángel tutelar de la Argentina. O las papas quemaban o el gobierno pone al aire el tinte liberal, del cual despotrican asiduamente, pero que admiraron anteriormente y donde las cenizas de ese amor no estaban apagadas, sino solamente atenuadas. Seguramente ambas cosas y el hecho que Néstor, guardián implacable ya no está.
Sigue leyendo