Archivo mensual: febrero 2013

Riquelme al Gobierno

La vuelta de RománSolamente los anti Boca furiosos y/o fanáticos pueden dudar de las cualidades futbolísticas del 10 boquense. También los que creen que buenos jugadores son los que corren como hormigas, siguiendo las indicaciones del respectivo director técnico, olvidando que “el fútbol es la dinámica de lo impensado” según el gran Dante Panzeri, tal vez el mejor comentarista deportivo de todos los tiempos.

Que el fútbol, de acuerdo a las jugadores que dispone un equipo, tenga que optar por un determinado planteo técnico táctico, es razonable, pero la esencia del buen juego es lo imprevisto, lo impensado, que solamente los grandes jugadores pueden hacerlo, sin que por ello se pierda la idea base: que el futbol es un juego de equipo, y por más que uno de sus jugadores fuera un crack fuera de lo común, ello de nada vale si “el equipo no juega”.

El equipo cristinista está pasando por un mal momento. Su directora técnica no acierta con la táctica a emplear en el recién comenzado “torneo final”, luego de cumplir una performance para el olvido durante 2012. Hace poco más de un año parecía que el team oficial se convertiría  en invencible con el relato del modelo como estandarte, pero a partir de ese momento, más por errores propios que por exigencias de los rivales, empezó a derrapar y hoy se encuentra en un bajón alarmante, sin hacer un solo gol, tanto en materia institucional, como económica y social. Los jugadores no juegan a nada y ninguno demuestra  actitud para sacar al equipo de esta situación embarazosa.
Sigue leyendo

Anuncios

El gran nudo

El gran nudoGeneralmente el lapso entre el 20 de diciembre y el 31 de enero, transcurría en calma, en todos los órdenes de la actividad empresarial, gremial, etc. y política, sobretodo. Sin embargo, a partir de fines del año 2001, parece que, por el contrario, el ritmo político se acelera, a pesar que gran parte de la ciudadanía se encuentra de vacaciones, en o fuera de casa, y mientras referentes políticos gozan de las mismas o protagonizan largos viajes, algunos incomprensibles, los acontecimientos se precipitan sin solución de continuidad.

Los “errores no forzados” del gobierno kristinista, aunque cada vez más la k se desvanece, se reproducen uno tras otro, mientras los “cerebros grises” del mismo, no encuentran ningún tipo de solución para desatar el gran nudo, resultado de una general falta de políticas debido a la gran impericia y gestión ineficiente que, al desprecio demostrativo de la institucionalidad, se suma un empeoramiento evidente de las cuestiones sociales y económicas, que requerirán, además de un conocimiento profundo de los temas que afligen al país, una administración en la que intervengan los mejores, desprovistos de cualquier tipo de ideología, con un planeamiento serio y una estrategia segura para que los valores democráticos y republicanos vuelvan a señorearse y se adopten las acciones necesarias para solucionar el problema de la pobreza y de la exclusión social, hoy en avance.
Sigue leyendo