Archivo mensual: enero 2014

El barco a la deriva

Barco a la derivaEl barco con capitán, pero desempeñando su función esporádicamente, está a la deriva. Aunque, seamos sinceros, con el capitán o la ex reina en completas funciones, lo mismo corre el riesgo de estrellarse, no contra algún iceberg, sino por incompetencia del capitán y sus oficiales para mantener el timón para llegar a buen puerto. Bueno, más que oficiales, parecen grumetes, con una falta de experiencia marcada y una falta de criterio absoluta, absortos en las dificultades creadas por su propia incapacidad, y ordenado acciones que más parecen manotones de ahogado.

¿Cuál es la situación actual del barco?: un joven y un veterano político: Kicillof y Capitanich, los reyes de la incongruencia y los desaciertos, guiados por el “chino” Zannini y Máximo, lenguaraces de nuestra presidente Cristina, en tenue pero firme camino al ocaso propio y del relato y/o modelo pseudo progresista, pero realmente conservador populista.

Qué final triste, con una corrupción enquistada en el poder, una inflación desbordada, inseguridad y drogas por doquier, el dólar vedette de las tablas de la República perdida ocasionado estragos, en un contexto de falta de estrategias y de políticas de estado, y una gestión casi nula, auguran un futuro sombrío.

Queda una esperanza, todos o casi todos los actores de este gobierno, en otras funciones políticas o en las actuales, tuvieron, aunque sea alguna lejana vez, algún rasgo de lucidez en algún tema que interesara a la ciudadanía. Faltaría encomendarse a la divina providencia, para que dote a los mismos, por los 22 meses que faltan para la entrega del poder político a los electos de octubre de 2015, de la clarividencia necesaria  para que el barco gobierno llegue a buen puerto, sin que los sectores más desprotegidos de la sociedad sufran, y en paz y concordia, la República encuentre su consolidación definitiva.
Sigue leyendo

Anuncios