Archivo mensual: noviembre 2014

Temblor en UNEN

Kirchner y Carrió, un solo corazónTembló UNEN. No fue un movimiento sísmico de intensidad 7, en cualquier escala, sino las palabras de Lilita Carrió, que causaron una gran conmoción, pero sin daños irreparables, por el contrario, las estructuras en que se asienta el Frente  Amplio, puede recapacitar y salir del paso con altura.

El panorama político argentino, con tres candidatos consolidándose en las encuestas – Macri, Massa y Scioli – y un Unen atontado sin ninguna candidatura en firme, y con aparentes cinco candidatos: Cobos, Sanz, Binner, Carrió y Solanas. Los primeros con aproximadamente un 25 % de preferencias cada uno, y UNEN sin candidato definido, con un 15 % siendo generoso.

La posibilidad de que el radicalismo pueda triunfar en de 6 a 10 provincias, lleva a sus figuras locales a conversar con el PRO o el Frente Renovador, para asegurar esa posibilidad, pero descuidando la elección presidencial. O sea en aras de la conquista de esas gobernaciones, no hace nada para asegurar un triunfo presidencial, sin pensar que si ganan en esas provincias, y sigue el modelo K o su versión nueva, las mismas dependerán del centralismo discrecional de la nación gobernada por, otra vez, peronistas.

Y dicen, según se deduce indirectamente de algunas encuestas, que si la reina Cristina elige a Scioli, aún tapándose la nariz como gallina en la bombonera, el impávido candidato puede llegar al 35 %. De ahí, con una pequeña mejora de la economía o manteniéndose en las pésimas condiciones actuales, ante el pasivo acostumbramiento de parte de la ciudadanía, podría orillar el 40 % y el optimismo de las huestes cristi kirchneristas de ganar en primera vuelta, ante tres o cuatro candidatos opositores, podría ser una realidad.

Peor panorama para los verdaderos defensores de la República, imposible: continuara la corrupción institucionalizada con su secuela de aumentos en índices de inseguridad, de narcotráfico, de inflación, de autoritarismo, de pobreza, etc., etc.. Todo eso lo percibió claramente Lilita, y por eso su reacción, de acuerdo a su estilo, si se quiere verbalmente violento, sin prudencia, pero real.
Sigue leyendo

Anuncios

Los estadistas

Evo y DilmaHace ya aproximadamente dos meses, la Presidente expresó que “si le pasaba algo, sería culpa del norte”. Creo que de USA no, pues ella misma, horas antes, había dicho que “la amenazaron los EI fundamentalistas”. Pero además, seamos conscientes, no creo que Cristina sea Fidel Castro, para que la CIA piense en algo raro para sacarla del medio, ya que la verdad, la Argentina sigue siendo un país ignoto para los grandes.

Entonces, tras mucho pensar tengo dos hipótesis. La primera, que el norte es Jujuy, y está tan afligida, que le puede pasar algo, ya que gobierno peronista de Fellner (el jefe del PJ nacional, designado por ella), que gobierna la provincia norteña  sin interrupción (el partido) desde hace 31 años, tiene el galardón de que el Producto Bruto Interno (PBI) paso del 1,3 % (1983) al 0,6 % (2013), con un decaimiento de la actividad productiva del 70 % al 30 %, y donde los empleados públicos y planes sociales son mayoría frente al empleo privado, con el consiguiente aumento de la pobreza y la desmejora de otros aspectos sociales.  Pero si bien, ello tendría que provocarle a la Jefa de Estado, una preocupación notable, sabemos que a CFK le interesa más que la eficiencia en la gestión de sus gobernadores, la fidelidad rayana en la obsecuencia.

La otra, que esté celosa o por lo menos envidiosa, de lo que pasa en la norteña (para Buenos Aires) Bolivia. Y también en Uruguay, Brasil, Chile, Paraguay, Perú Ecuador, y Colombia, para nombrar países de Sudamérica solamente.

“Al pueblo no se lo gobierna con principios, sino por resultados, trabajo y gestión”.

“El éxito de un gobierno depende de que atiendan las demandas de la gente y resuelvan los problemas”.

No son frases de algún liberal trasnochado, sino de un verdadero izquierdista y progresista, el Presidente indígena aimara, reelecto en Bolivia, el señor  don Evo Morales. Algunos de los resultados: inflación del 5 % anual, la pobreza bajo del 38 al 18 % y el plan es bajarla en 5 años más al 8 %, crecimiento actual del PBI 5,6  % en constante aumento desde su asunción en 2006, población libre de analfabetos, estándares de salud en marcado avance; inversiones en infraestructura importantísimas, aumento de las reservas del Banco Central, disminución de la deuda pública (interna y externa).

Otra política importante seguida por el gobierno boliviano, fue arreglar con las empresas privadas petroleras  y otras que siguen actuando, el porcentaje de ingresos para Bolivia que era del 18 % y ahora se fijó entre el 60 al 82 %, garantizándoles a las mismas un estado pleno de seguridad jurídica.
Sigue leyendo