Archivo mensual: junio 2015

Dr. Fayt: estandarte de la dignidad republicana

Dr. FaytAnte la desesperación artera del régimen cristi kirchnerista, de una Corte Suprema de Justicia insobornable, como solución a la posible investigación y juzgamiento de los funcionarios corruptos, nada mejor que el desprestigio de sus miembros, para tratar de neutralizar el avance imparable de la justicia.

Nada más denigrante que empezar el brutal acoso sobre la figura más notable de la misma: el Dr. Carlos Fayt, el jurista argentino, que desde su nombramiento en la más alta magistratura judicial, soportó con estoicismo todo tipo de presiones, a las que respondió con fallos memorablemente notables, en toda su trayectoria.

El error achacado a Fayt, es su edad, 97 lúcidos años, ya que no encontraron ningún tipo de cuestionamiento, demostrando el poder K, su vulnerabilidad con la razón. Muchísimos son los casos de hombres preclaros que actuaron hasta el fin de sus vidas, trabajando incansablemente y brindando a la sociedad el beneficio de sus conocimientos. Por citar algunos pocos: el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer trabajo hasta los 102 años, falleciendo a los 104. El arquitecto argentino Roberto Álvarez estuvo en actividad hasta su muerte a los 98 años. Y alguien muy querido para mí: mi madre, mi mamá, con una fortaleza increíble, tras sobreponerse a la muerte de su esposo, un hijo y un nieto, brindó su sapiencia infinita a hijos y nietos, opinando de todos los temas que hacen a un país y a la vida y a la que recurríamos cuando queríamos acordarnos de algo que nosotros, mucho más jóvenes, habíamos olvidado. Hasta su último suspiro ocurrido a los 93 años, por un accidente casero que derivó en una operación que no pudo superar, conservó su impecable lucidez

La imagen de usted, Dr. Fayt, saliendo de su vivienda con su frágil figura, acompañado de hija y de su bastón,  es la imagen de un gigante fortalecido por su sabiduría, su honradez, su dignidad y su ética republicana, y que venció rotundamente a la prepotencia perversa de la anti República.

Además, para todos aquellos de edad avanzada, su actitud es un como un canto a la vida, ya que nos ilumina y nos da fuerzas para ser útiles a la sociedad  y nuestras familias, hasta el fin de nuestros días.

Muchas gracias Dr. Fayt, estandarte de la dignidad republicana.

Anuncios