Archivo de la etiqueta: Impuesto a las Ganancias

Los incorregibles de siempre

los-incorregibles-de-siempreParecía que el famoso dicho de Borges sobre los peronistas, se olvidaba, pero no sucedió así, por el contrario reverdeció en su plenitud. Lo resucitó, la famosa foto de los “tres peronismos”, haciendo caso al “todos unidos triunfaremos”: los massistas ex kirchneristas, los justicialistas o bossistas recientes ex kirchneristas y los originales kirchneristas o camporistas, y todos ellos ex menemistas, se rejuntaron para sacar un proyecto de ganancias, basado en el del Frente Renovador, pero corregido y aumentado por el “experto” Kicillof (y otros “entendidos” de oído), que siendo ministro había inventado 14 mínimos no imponibles, y en el que repite su total falta de idoneidad sobre la materia. Un dechado de demagogia populista e irresponsabilidad.

“Los peronistas no son ni buenos ni malos, son incorregibles”. Juntos, ¿para siempre? , es imposible saberlo, todo puede ser. Los expertos en tributación, que no son políticos, no vi hasta hoy otra opinión, dijeron que lo aprobado es un mamarracho y que los supuestos ingresos por los nuevos impuestos creados, son irrelevantes o imposibles de recaudar lo que dicen, y explican detalladamente porque piensan así. Aclaro: me refiero a los dirigentes peronistas con cualquier disfraz, no al pueblo ni a algunos dirigentes que antes que peronistas son demócratas y republicanos, siendo su insignia don Julio Bárbaro.

Dicen que Macri prometió eliminar ganancias, esto es cierto, a los trabajadores comunes, no a los de ingresos importantes, como los ejecutivos de multinacionales o gerentes importantes, pero eso fue antes que asumiera. Tan solo dos días después de que ganó el ballotaje, la Corte Suprema de Justicia de la Nación le “regaló” un presente que hizo temblar las arcas del país, dictaminando, después de guardar el expediente por más de 10 años, que el gobierno (el nuevo por supuesto) tenía que devolver a varias  provincias, que no habían hecho juicio, una importantísima suma de dinero, extendiendo el fallo que había favorecido a Córdoba, Santa Fe y San Luis, a las demás involucradas. ¿Porque la Corte no obró con igual criterio en el caso Badaro?, que hubiese salvado a más de 500.000 jubilados a peregrinar lastimosamente y  presentarse individualmente para que la justicia dictamine lo que ya era jurisprudencia aprobada por el máximo Tribunal. ¿Quién lo sabe? Para colmo, con el fallo de la Corte sobre el tema Audiencias Públicas, obligó al gobierno a postergar por casi un año, el descalabro del kirchnerismo de subsidiar indiscriminadamente a todos de pagar lo que correspondía por las tarifas  de servicios públicos (y hacerlo por etapas a partir del 2017), manteniendo e incrementando el déficit presupuestario, para beneficiar principalmente a los dueños de viviendas en lujosos country o departamentos de Puerto Madero, Libertador y otras  zonas de alto poder adquisitivo, ya que los más vulnerables económicamente se encontraban cubiertos por la tarifa social.

El gobierno MM asumió la capitanía de un Titanic que se hundía, y hoy logró estabilizarlo, con graves daños emergentes, pero evitó el colapso y se encuentra en condiciones de empezar a navegar normalmente. Ante semejante situación económica, el proyecto de Macri por el tema ganancias, era altamente beneficioso para los afectados, ya que por primera vez en más de 15 años se modificaban la escalas, causa principal del descalabro impositivo. Además, no era la solución  ideal, sino la posible, ante un régimen impositivo de los más altos del mundo, y que la misma permitiera no interferir en la reactivación de la actividad, que es la principal base para el despegue del país.

Patética la foto anunciando el acuerdo de la oposición, si bien se cuidaron algunos de no salir. Ahí estaban junto a Massa, Lavagna, Camaño, Donda, socialistas, Bossio, Recalde, Máximo Kirchner, Kunkel, Conti, De Vido, Kicillof, etc., etc.. “Dios los cría, y ellos se juntan”.

Massa se sintió el gran ganador, pero a medida que transcurren las horas, surge la realidad implacable: los votantes de Massa, que votaron en el ballotaje por Macri, quedarán con Macri, mientras los que votaron a Scioli no creo que tan alegremente lo hagan a quien consideran el principal culpable de la derrota K. Como alguien dijo: “Le salió el tiro por la culata”.

El gobierno de Cambiemos intentará en el Senado la no aprobación del endemoniado proyectazo aprobado por Massa y compañía entre gallos y medianoche, a través de algunos gobernadores peronistas, que saben perfectamente el descalabro que sufrirán sus finanzas, si se lo aprueba. Si así no fuera, no dudo que Macri hará lo que conviene a los altos intereses del país, siguiendo lo que dijo el gran Martin Luther King:

“La cobardía se hace la pregunta ¿es seguro? La conveniencia se hace la pregunta ¿es político? La vanidad se hace la pregunta ¿es popular? Pero la conciencia se hace la pregunta ¿es lo correcto? Y llega el momento en que uno tiene que tomar una disposición que no es segura, ni política, ni popular, pero debe tomarla porque es la correcta”.

Anuncios

¡Arriba las manos!

Impuesto a las GananciasSí, es un asalto a mano armada, pero bien planeado por los cacos, aunque el asaltado vive relativamente bien, pero ajustado al máximo. Con armas de gran calibre, manoplas, cachiporras y todo elemento, para que el infeliz despojado, no tenga ningún tipo de escapatoria ni reacción, más que la propia bronca de sentir, que la  ”mafia”, por ahora intocable, lo deja sin parte de su patrimonio ganado de buena ley.

¡Qué otra cosa puede ser el impuesto a las ganancias!, que afecta a más de un millón de trabajadores y jubilados y en donde el asaltante, sin antifaz y con un desparpajo total de impunidad, ya que es el gobierno pseudo progresista del cristinismo K. Son pocos los asaltados, dicen los mandamás y sus obsecuentes colaboracionistas, sin percatarse que en una democracia republicana, aunque fuera un ciudadano el afectado, lo mismo es una tremenda injusticia.

Es un asalto patético llevado a cabo por un gobierno desaprensivo y necesitado de recursos para malgastarlos, ya que los datos reales determinan inequívocamente que los salarios a partir del 2001, aumentaron 12 veces, el mínimo no imponible solamente 4 y las escalas cero: es un gran robo a ciudadanos desarmados.

Dicen que, el kasismocristinismo hará algo antes de las elecciones, lo que demuestra que todavía, luego de 12 largos e interminables años de gobierno, no tuvieron ni tienen ningún tipo de estrategia. Creen que una miseria concedida, a modo de limosna, antes de los comicios de agosto (las PASO), les dará votos, sin pensar que la gente se dará cuenta que la concesión que harán es con fines electoralistas y no para resolver una injusticia evidente, mientras los grandes capitales del juego, de la minería y de la renta financiera, entre otros,  gozan por no pagar nada o muy poco del famosamente maldecido impuesto a las ganancias, que bien aplicado es una fuente de recursos genuina y justa y que afecta progresivamente a quienes más ganan..

Tampoco se dieron cuenta que ese millón vota y que cada uno de ellos tienen, por lo menos, dos familiares que también sufren el descomunal descuento. Para colmo y ya es esto perverso, a los pocos jubilados de antes, que cobran más que el máximo fijado por el famoso tándem Menem – Cavallo, tan denostado de palabras por los K, pero cuya nefasta ley sigue vivita y coleando, se les descuenta algo más. El máximo actual es de $ 27.998,69 y los que cobran en bruto más que ese monto se les descuenta el 15 % de la diferencia. Impuesto sobre impuesto.

Si esto no es asalto, ¿qué es?

Las paredes de Cristina

La ausencia que dueleComo siempre, la Presidente, muy suelta de cuerpo expresó, en una de sus numerosas “habladas”, que “…a la izquierda de ella no hay nadie, solo una pared”. Y bueno, parece que se la cree, que es la revolucionaria argentina, pero si reflexionara, cosa muy difícil, se daría cuenta que ella no bajó de la Sierra Maestra al frente de la Revolución, sino de sus departamentos de Puerto Madero o a lo sumo de su helicóptero.

Los hechos hablan y por más que se esfuerce, su gobierno es decididamente conservador popular: con la inflación en peligroso aumento, con recesión, con pérdidas de empleo y/o suspensiones, con el valor de dólar en aumento, con una situación financiera interna y externa complicada, con inseguridad en constante incremento, con corrupción impune, etc., etc., y con una gestión absolutamente incapaz de revertir, aunque fuera uno de los aspectos mencionados.

Una incoherencia total en el pensamiento K. Basta un ejemplo: se cantan loas a la nueva moratoria previsional que beneficiará a algo menos de 500.000 personas y se minimiza a los más de 1 millón de ciudadanos que sufren el descuento descomunal del impuesto a las ganancias, con mínimo sin actualizar anualmente cuando la inflación es del 40 % y escalas vigentes desde más de 13 años; un verdadero robo oficial. Y aunque fuera un solo ciudadano, que sufre ese asalto a mano armada, sería una injusticia y el gobierno tiene la obligación de solucionarle el problema

La primera moratoria benefició a 1,4 millones de ciudadanos, que no realizaron los aportes correspondientes. El tema no estuvo mal, lo que sí está y muy mal, era que una gran cantidad de los que recibieron ese regalo, no lo necesitaban, pues estaban en una situación económica  muy buena y por qué además no se asignó financiación extra, sino que se afectaban los recursos de los jubilados que si cumplieron con la ley. Dicen que esta nueva moratoria tendrá en cuenta que, los que se beneficien sean gente verdaderamente necesitada, pero se sigue afectando los recursos de la Anses, que no permite el aumento a niveles superiores a los de la canasta básica de la jubilación mínima y a devolver a los jubilados que litigan  por años judicialmente o a los que no iniciaron acción, los importes que le corresponden de acuerdo a la jurisprudencia fijada por la Corte Suprema de Justicia.
Sigue leyendo